La Condromalacia Rotuliana y su Tratamiento

condromalacia rotuliana

La condromalacia rotuliana es una de las lesiones más frecuentes de la articulación de la rodilla.

Dicha articulación está compuesta por tres huesos: el fémur, la tibia y la rótula o patela. El fémur y la tibia forman la articulación femorotibial, y el fémur y la rótula forman la articulación femororrotuliana o femoropatelar, y tienen fundamentalmente la función de extender y flexionar la rodilla. Ambas articulaciones están envueltas dentro de una cápsula articular. El peroné no está incluido en esta articulación. Conjuntamente con la tibia, el peroné forma una articulación independiente, la articulación tibioperonea.

anatomia rodilla

La condromalacia rotuliana es una enfermedad degenerativa que afecta al cartílago existente entre la superficie articular de la rótula y el fémur.

condromalacia rotuliana

Causas de la Condromalacia Rotuliana

Entre las causas principales de la condromalacia rotuliana que debemos tener en cuenta la edad es un factor clave. Las patologías óseas que suelen sufrir las personas mayores tienen como diagnóstico principal la artrosis, pero a su vez, muchas personas sufren de desgaste en la zona rotuliana. Sin embargo, no presentan síntomas de condromalacia. Cuando esta patología se reproduce en una persona joven, los síntomas son mucho más intensos.

También debemos tener en cuenta que ciertos deportes donde correr o saltar son parte predominante del mismo, pueden provocar una presión excesiva sobre las rodillas y desencadenar esta u otras patologías. Por ello siempre es recomendado realizar un trabajo de prevención aparte de los entrenamientos deportivos cotidianos.

Otros factores que debemos tener en cuenta son los adquiridos a lo largo de los años ya sean debido a una práctica deportiva errónea o a un sedentarismo excesivo. Los desequilibrios musculares en la zona del cuádriceps y de los isquiotibiales son factores muy a tener en cuenta en dicha patología. Sobre todo desequilibrios entre el vasto interno y el vasto externo. Puesto que estos desequilibrios provocan un desplazamiento de la rótula, que al desplazarse en una posición inusual podrá favorecer el roce del propio cartílago rotuliano con el fémur.

Otros aspectos a tener en cuenta para el desarrollo de la condromalacia son:

  • Sobrepeso
  • Uso de calzado inadecuado, tanto en la vida cotidiana como en la práctica deportiva
  • Desigualdad en la longitud de las piernas
  • Curva muy pronunciada en la columna vertebral
  • Rodillas en valgo
  • Factores traumáticos: traumas directos en la rótula, cirugía previa de la rodilla, alteración en los meniscos…

Condromalacia Rotuliana: Clasificación

Existen diferentes sistemas de clasificación de la condromalacia, que suelen diferenciar entre 4 y 5 niveles, según el grado de afectación del cartílago.

Grado I Reblandecimiento y cambios leves en el cartílago
Grado II Fragmentación y fisuras leves
Grado III Fisuras mayores a 1,25 cm
Grado IV Desaparición del cartílago por erosión y llegada hasta el hueso

fases condromalacia rotuliana

Síntomas de la Condromalacia Rotuliana

Los síntomas más frecuentes de la condromalacia rotuliana son los siguientes:

  • Dolor inespecífico en la zona de la rótula, que aumenta considerablemente al subir o bajar escaleras.
  • Durante los movimientos de flexo-extensión de la rodilla se puede producir chasquidos y roces de la rótula sobre el fémur.
  • Sensación de inestabilidad, rodillas cansadas, debilidad del cuádriceps, en especial del vasto interno.

Existen algunos gestos y movimientos que favorecen la aparición de dolor debido a esta patología. Ta es el caso de subir y bajar escaleras, correr, arrodillarse, sentarse en cuclillas y realizar cualquier otra actividad que ejerza una presión en la articulación de la rodilla.

TRATAMIENTO de la condromalacia rotuliana en SportPlus Center, Sevilla

Valoración

Algunos tests que se pueden realizar para obtener un diagnóstico meramente clínico del paciente con condromalacia:

  • Test de Zohlen: Paciente en decúbito supino (boca arriba) con las piernas extendidas. El examinador ejerce una presión en la rótula desde la parte proximal medial y lateral con el dedo pulgar y pide al paciente que extienda la pierna de nuevo para que tense el cuádriceps.

  • Test de Smillie: Paciente de nuevo en decúbito supino con las piernas extendidas. El examinador se coloca en el lado controlateral y coloca ambos pulgares en el borde medial de la rótula presionando hacia el lateral. Se pide al paciente que flexiones la rodilla mientras se efectúa este proceso.

Test de Smillie

Estas pruebas provocan, en el caso de un paciente con una lesión en la rótula, dolor intenso en su realización, por ello deberán estar muy controladas y ser complementadas con otras pruebas diagnósticas.

Consecuencias y Tratamiento en SportPlus Center

Dejando de lado la parte médica del tratamiento de la condromalacia, nos centraremos en aquello que a nosotros nos concierne, que es la prevención y la rehabilitación de la misma. Partimos de la base que lo mejor para asegurar que se sufre de condromalacia es, aparte de los exámenes clínicos físicos que podamos realizar en nuestra consulta, realizar otras pruebas médicas como la radiografía, para certificar el estado de lesión.

El tratamiento para la condromalacia lo podemos separar en fisioterapia y trabajo físico o entrenamiento que fortalezca la musculatura necesaria. En el apartado de fisioterapia, y siempre dependiendo del grado de lesión que sufra el paciente, se llevarán a cabo técnicas manuales de fisioterapia, que ayuden y favorezcan la readaptación y la vuelta a la normalidad de la zona de la rótula afectada. Este trabajo junto a la importante función de fortalecer y potenciar la musculatura de los miembros inferiores es la mejor solución para una vuelta a la normalidad en la vida de los pacientes que sufran de esta patología.

Condromalacia y el trabajo de Propiocepción

El entrenamiento de la propiocepción es un medio muy útil y eficaz para trabajar esta y otras lesiones. Este entrenamiento se basa en el posicionamiento y movimiento de nuestras articulaciones, y en general, de nuestro propio cuerpo. La capacidad del cuerpo de situarse y estabilizarse en las diferentes superficies es un aspecto muy importante en los pacientes de condromalacia, ya que la implicación de una articulación tan importante como la rodilla, que se encarga, entre otras funciones, de estabilizarnos y mantenernos en una posición de bipedestación, es un aspecto para tener muy en cuenta en cuanto al diseño del trabajo se refiere.

Por ello, en SportPlus Center, centro de fisioterapia en Sevilla y entrenamiento personal, contamos con diferentes superficies de inestabilidad, para lograr un trabajo de propiocepción mucho más específico y óptimo que tengan como resultado la más correcta recuperación de nuestros clientes.

En el vídeo vemos un ejercicio que forma parte de una sesión de entrenamiento personal en nuestro centro. Se realiza un trabajo sobre superficie inestable con TheraBand por encima de la rodilla para una mayor activación del músculo vasto medial. Zona especialmente limitada en pacientes con condromalacia rotuliana.
Este tipo de ejercicios forma para del tratamiento de la condromalacia rotuliana en fases avanzadas de readaptación así como para la prevención de este tipo de lesiones.

Si quieres saber más o consultarnos tu caso no dude en llamarnos o escribirnos a través del formulario de nuestra web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =