Entrenamiento de Fuerza en Niños y Adolescentes

entrenamiento de fuerza en niños

En este artículo vamos a tratar un tema muy sensible como es el entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes. Existen muchos mitos sobre este tema que vamos a intentar aclarar, desmentir o ratificar desde el área de investigación de SportPlus Center. La controversia producida en este tema lo hace de vital importancia tanto para los jóvenes deportistas como para sus padres o tutores, ya que, a edades tan tempranas, son estos los encargados de tomar algunas de sus decisiones deportivas.

Como base para esclarecer al máximo todas las preguntas que pueden surgir a raíz de este tema, tomaremos una revisión muy reciente realizada por Peña, G. et al. (2016) que reúne información veraz y científica de artículos desde 1995 a 2014, aportando información sobre el entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes.

Mitos sobre el entrenamiento de fuerza en edades tempranas

En este apartado pasaremos a desmitificar la información que viene dada sobre el entrenamiento de fuerza en jóvenes:

1.- Práctica insegura, debido al gran riesgo de lesiones y sobrecargas para los jóvenes

No existen evidencias científicas que hayan podido demostrar esta teoría. Es más, existen estudios que desvelan todo lo contrario.

El entrenamiento de fuerza es altamente seguro y beneficioso si está supervisado por personal cualificado.

Myer, GD. et al. (2009) asegura que aproximadamente el 77.2% de las lesiones sufridas en jóvenes es debido al uso inapropiado del equipamiento, a una carga de entrenamiento excesiva, a una técnica de ejecución defectuosa y/o a la ausencia de una supervisión cualificada.

Teniendo en cuenta estos datos, es fácil concluir que, mediante una supervisión adecuada y el correcto entrenamiento, adaptado a las características del joven deportista, se reduce al máximo el riesgo lesivo que podría tener.

2.- Efectos negativos sobre el crecimiento

Una vez más, no existen evidencias científicas que hayan podido demostrar esta teoría. Volvemos a encontrar información que nos dice más bien todo lo contrario. La exposición de las placas de crecimiento (áreas de tejidos de crecimiento que provocan el desarrollo de los huesos largos como el fémur) a un entrenamiento de fuerza apropiado puede resultar beneficioso para el desarrollo del hueso y para el propio crecimiento.

3.- El entrenamiento de fuerza no genera beneficios en niños y adolescentes

Esta idea hizo pensar que los entrenamientos de fuerza no tenían ningún beneficio hasta alcanzada la maduración total del individuo. Se realizaron ciertos estudios que apoyaban esta idea con el argumento de que, a edades tempranas, existía una insuficiencia de hormonas sexuales, importantes en el desarrollo óseo y crecimiento del individuo.

Sin embargo, en los últimos años, se han realizado una gran cantidad de artículos desmintiendo esta información. Existen numerosos estudios que desvelan que el entrenamiento de fuerza provoca mejoras en niños y adolescentes, sobre todo en el sistema neuromuscular. En cuanto a la hipertrofia (aumento de la musculatura), se observa que es cierto que, a mayor edad, mayor ganancia de músculo, debido sobre todo a la acción de las hormonas, pero ese fin no es el que se suele buscar en jóvenes deportistas.

Beneficios del entrenamiento de fuerza en jóvenes deportistas

¿Qué beneficios provoca el entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes?

1.- Prevención y reducción lesiva en actividades físico-deportivas

En la revisión obtenemos la siguiente información: “La implementación de entrenamientos de fuerza correctamente prescritos y supervisados durante la pretemporada y la temporada deportiva ha demostrado poder reducir la incidencia de lesiones deportivas en niños y adolescentes. Al contrario, los jóvenes deportistas que no posean adecuados niveles de fuerza y acondicionamiento físico tendrán mas riesgos de sufrir lesiones deportivas.”

Numerosos artículos nos dan diversos datos, todos beneficiosos, del entrenamiento de fuerza en niños, como el realizado por Faigenbaum, AD. & Myer, GD. (2011) que demostraron en un programa específico para niños entre 12-19 años que este entrenamiento no solo reduce la tasa de lesiones, si no que disminuye el tiempo de recuperación si esta se produce.

El entrenamiento de fuerza reduce la tasa de lesiones y disminuye el tiempo de recuperación.

2.- Mejora en la fuerza muscular y habilidades motrices

Entendemos por habilidades motrices a desplazarse, saltar, lanzar, recepcionar y la capacidad de equilibrio.

Behringer, M. et al. (2011) realizó un estudio en el que concluyó que el entrenamiento de fuerza provocaba mejoras en la carrera, el salto y los lanzamientos en niños y adolescentes. Además, debemos tener en cuenta que estas habilidades después tendrán transferencia para una gran amplitud de actividades deportivas, (baloncesto, fútbol, balonmano…) por lo que el rendimiento en las mismas también se verá aumentado.

3.- Mejora en la salud ósea

A pesar de que podamos escuchar de ciertas personas que el entrenamiento de fuerza es perjudicial para la salud y el crecimiento de los niños, en el ámbito óseo (que involucra a los huesos), los investigadores han comprobado que la edad ideal para modelar y desarrollar el hueso es la que abarca la niñez y la adolescencia. Es más, nos informan de que el entrenamiento de fuerza debería ser esencial en el desarrollo de los mismos, para que sus estructuras crezcan fortalecidas y bien modeladas.

Es cierto que existen varios factores muy dependientes de este desarrollo como son la genética, la nutrición, el sexo del individuo… Pero la participación en deportes y/o ejercicios multiarticulados de fuerza, favorecen dicho desarrollo. Conroy, B. et al. afirmó que la densidad y el contenido mineral óseo en jóvenes halterófilos (deporte de fuerza), era mucho mayor que la de grupos controlados de la misma edad que no realizaban ningún entrenamiento de fuerza.

4.- Mejora en la composición corporal

En la actualidad, los jóvenes cada vez son más propensos a la NO realización de actividades deportivas y se acomodan realizando cada vez más actividades sedentarias. Esto provoca un aumento de la población con sobrepeso y obesidad en edades tempranas. Ante este problema, cualquier ejercicio o actividad deportiva debería ser implantada en dichos jóvenes.

Pero surge un problema: si siempre se ha animado a personas con sobrepeso a realizar actividades de larga duración, es decir, de tipo aeróbico, el exceso de peso corporal dificulta el rendimiento en las mismas y además es un factor muy importante en el riesgo de lesiones musculoesqueléticas y articulares, debido al sobreuso y al impacto que sufren las mismas realizando las citadas tareas (correr, saltar…).

Por esto muchos expertos recomiendan que en niños y adolescentes que sufran de obesidad, lo ideal NO es iniciar con un plan de entrenamiento aeróbico como se suele “recetar”, si no con un entrenamiento de fuerza que mejore la composición corporal. Yu, CC. et al. (2005) afirmaron que el entrenamiento de fuerza en niños con obesidad produce mejoras significativas en dicha composición corporal (disminución masa grasa y aumento masa muscular).

El entrenamiento de fuerza mejora las habilidades motrices, la salud ósea y la composición corporal.

Conclusiones y trabajo en SportPlus Center

Una vez realizado este resumen sobre los mitos y la realidad en cuanto al entrenamiento de fuerza en niños y adolescentes, podemos decir con claridad que el entrenamiento de fuerza es BENEFICIOSO en todos los aspectos, para los jóvenes. Hemos desmontado y aclarado, siempre con pruebas científicas, que todo lo que se creía perjudicial para los individuos de estas edades, no solo no lo es, si no que además es en gran medida beneficioso para ellos.

En SportPlus Center, como expertos en entrenamiento de fuerza, corroboramos todo lo que la ciencia ha demostrado sobre los beneficios del entrenamiento de fuerza en las edades tempranas. Nos avala una experiencia de más de 15 años y contamos con la tecnología más puntera para que dicho entrenamiento sea seguro y óptimo para el desarrollo de las capacidades motoras y físicas del individuo, sacando siempre el máximo partido a los objetivos que nos proponen nuestros clientes.

¿Conoces nuestro Programa para Jóvenes Talentos?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *