Derrick Rose y sus rodillas de cristal

rodillas de cristal

Algunos lo denominan rodillas de cristal. El jugador franquicia de los Bulls Derrick Rose, MVP de la NBA en 2011, sufrió el mes pasado un desgarro de menisco, después de que la temporada pasada se quedara en blanco por una lesión de ligamentos en la otra rodilla.

El baloncesto es un deporte de alto impacto por la gran cantidad de saltos que se producen en el juego, y más notable es este factor, en deportistas con un juego tan físico como el del jugador de los Bulls.

Rodillas de crital

La articulación que más sufre los impactos es la rodilla. Esto se debe a que realiza un 20%  de la amortiguación del peso de nuestro cuerpo y a que es una zona de difícil adaptación al choque vertical. Que haya sufrido una lesión en una rodilla y ahora en la otra supone para este jugador que su nivel de impacto en el juego es mayor de lo que pueden soportar estas articulaciones. Para ello debe mejorar la forma de recibir estos impactos durante el juego mediante los entrenos adecuados, y que debe aprender a realizar gestos que le ayuden a disminuir esas grandes cargas en las caídas al suelo.

Reconociendo su mecanismo de lesión, como pudimos observar en el vídeo de la repetición de la jugada contra los Portland Trail Blazers, este se produjo en un mecanismo de inestabilidad lateral. Ser capaces de conocer el mecanismo de producción de la lesión y qué conlleva, es muy importante para su tratamiento específico y para una recuperación eficaz. En este caso sería conveniente un buen entrenamiento de toda la musculatura estabilizadora de la rodilla de forma funcional para que le diera mejor estabilidad, y un buen acondicionamiento de su conciencia corporal en el espacio, en su movimiento y su aceleración, es decir, mejorar su propiocepción.

Derrick Rose será intervenido quirúrgicamente y, respetando los procesos biológicos de recuperación del tejido, comenzará a realizar su rehabilitación y reentreno con la mayor brevedad. De esta forma, destacamos la gran importancia de una intervención rápida de los medios de recuperación, pues el factor tiempo es primordial para un correcto restablecimiento de las funciones de cualquiera de nuestras articulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 6 =